sábado, 26 de octubre de 2013

Videojuegos

Debe haber sido en 1992. Un vecino con quien iba a la primaria me invitó a su casa a "jugar" en su consola de videojuegos: Un Atari 2600.

Lo que realmente pasó es que mi vecino me invitó a verlo jugar todos los títulos que tenía en ese momento, así que ese día me quedé, como dicen, como el chinito: "milando, milando"

Le comenté lo sucedido a mi padre y bueno, no le agradó para nada lo que pasó. Yo pensaba que todo había quedado ahí.

Tiempo después, un día de Reyes, mis hermanos y yo nos despertamos esperando ver lo que habíamos pedido, pero no fue así. Lejos de ponernos tristes, para nuestra sorpresa y agrado, veíamos en la mesa de nuestro comedor, la mejor consola de esos tiempos, un Nintendo Entertainment System, NES para los cuates.

Ese evento ha sido uno de los que marcó mi forma de ser. Eventualmente, mi carrera la escogí en gran medida por los videojuegos y hoy, casi veinte años después, sigo enganchado a ese pasatiempo, he desarrollado un par de juegos y todavía tengo la idea de hacer uno a lo grande.

¿A que viene ésta intro, mi muy querido e imaginario lector? Permitame explicarle.

El día de hoy una muy buena amiga, comentó que necesitaba embrutecerse un rato, y lo haría "a mi modo" con videojuegos. La conozco y sé que no lo dijo por molestar, sin embargo, no es la primera vez que escucho algo similar acerca de esa forma de entretenimiento, además que está muy satanizada, ya saben: "los videojuegos provocan violencia" (Seguro Jack el Destripador le entraba duro al Grand Theft Auto)

"En la década de 2000, los videojuegos han pasado a generar más dinero que la del cine y la música juntas, como en el caso de España; la industria de videojuegos generó 57.600 millones de euros durante 2009 en todo el mundo."1

Seguido me dicen que por qué mejor "nO l3o 1 Libr0!", cosa que no entiendo, ya que parece ser que si juegas no lees y personalmente, disfruto tanto de un buen libro como un buen juego como una buena película. Ninguno de estos pasatiempos me son ajenos.


Pero bueno, ese soy yo, y seguramente estoy mal. Ya para no aburrirlos más, les dejo una lista de beneficios que pueden aportar los videojuegos según una página que encontré en la red:

1.      Más destreza: Según se indica, un estudio realizado entre cirujanos demostró que aquellos profesionales que suelen jugar son 27 por ciento más veloces y 37 por ciento menos propensos a tener errores en comparación con aquellos que no suelen tener joysticks en mano.
2.      Educación y memoria: Los estudiantes recuerdan hasta un 90 por ciento cuando aprenden con simulaciones (allí se anotan los videojuegos); frente al 10 por ciento cuando lo hacen leyendo un texto. Este dato se desprende de un estudio llevado a cabo por la Federación de Científicos Americanos.
3.      Fisioterapia y salud física: All Times 10 anota que los títulos basados en ejercicios (los típicamente relacionados a Kinect para Xbox 360, PS Move o Wii Remote) colabora en mejorar la calidad de vida de personas enfermas de Parkinson.
4.      Menos estrés: Promedio del 17 por ciento menos de estrés, indican. Por caso, un juego de rompecabezas lo reduce en 54 por ciento.
5.      Capacidades multitarea: Según se indica, los gamers son capaces de concentrarse hasta en seis cosas a la vez, los que no lo son, en cuatro.
6.      Mejoras en la visión: El ítem más polémico del listado sostiene que el hábito de jugar videogames puede mejorar en un 20 por ciento la exactitud en los exámenes visuales con gráficos.
7.      Mejores relaciones:En los matrimonios que juegan juntos se registra un 76 por ciento de impacto positivo, según publica Toronto Sun.
8.      Jugar aleja el dolor: Un estudio indicó que jugar videogames alivia el dolor en un 50 por ciento en pacientes con quemaduras.
9.      Mejora del coeficiente intelectual: Se indica que los niños gamer desarrollan una corteza cerebral más gruesa, según publicó CNN.
10. Velocidad de respuesta: Interesante; la habilidad de disparar a un zombie digital se traslada al mundo real. Acaso suene exagerado, pero se indica que los gamers son casi tan rápidos en reacción como los pilotos de aviones de combate.


Game Over.
Publicar un comentario